Delitos de Corrupción

Cohecho – Soborno – Corrupción entre particulares

Son delitos de corrupción, aquellas conductas que buscan favorecer o perjudicar, mediante incentivos económicos, la toma de una u otra decisión, afectando con esto la leal competencia entre pares.

Cohecho

Delito que comete un empleado público que solicita o acepta recibir un beneficio económico indebido, para ejecutar o por haber ejecutado un acto propio de su cargo, por omitirlo, por infringir sus deberes, por ejercer influencia o por cometer un delito funcionario.

Ejemplo: Cuando un funcionario público recibe dinero para elegir una licitación pública sobre otra.

Penas: Hasta los 10 años de reclusión y multa hasta de un cuádruplo de lo indebidamente recibido, salvo que el beneficio fuese de naturaleza distinta a económica, en dicho caso además se impondrá una multa de 100 a 1000 UTM e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Soborno

Es aquel delito que comete un particular que ofrece o consiente dar a un empleado público un beneficio económico indebido, para que éste ejecute un acto de su cargo, lo omita, infrinja sus deberes, ejerza influencia o cometa un delito funcionario.

Ejemplo: Cuando un particular ofrece dinero a un funcionario de carabineros para evitar una multa de tránsito.

Penas: Las mismas asignadas al Cohecho.

Corrupción entre particulares o entre privados

Castiga al empleado o mandatario del sector privado, que solicitare o aceptare recibir un beneficio económico o de otra naturaleza, sea para este o un tercero, con el objeto de favorecer o por haber favorecido la contratación con un oferente sobre otro.

También se castigará a quien diere, ofreciere o consintiere en dar a un empleado o mandatario del sector privado, un beneficio económico o de otra naturaleza, para sí o para un tercero, para que aquél favorezca la contratación con un oferente por sobre otro.

Ejemplo: Las coimas entre privados para la contratación de un amigo o familiar.

Penas: Hasta los 3 años y 1 día de presidio y multa de hasta el doble de lo ofrecido o recibido en caso de ser un beneficio económicamente cuantificable, en caso contrario, multa desde 50 a 500 UTM.