Febrero 2021. Mediante examen de ADN, nuevamente Salas & Cereño logró demostrar la inocencia de hombre acusado de violación.

El día sábado 16 de noviembre del año 2019 cambió la vida de Patricio C.H (42 años). Aquella noche su esposa había invitado a dos compañeros de trabajo a su domicilio, una persona de sexo masculino llamado Rolando y una persona de sexo femenino de nombre Pamela A.

Parecía una noche normal, hasta que Pamela A., sin motivo alguno intentó besarlo en la boca frente a su mujer, situación que no solo no fue correspondida por Patricio, sino que le ocasionó gran malestar. Momentos después Pamela se sentaría en las piernas de su compañero de trabajo, de nombre Rolando a quien besó.

Horas después, aproximadamente a las 03:30 AM, Pamela despertó a su compañera de trabajo, la dueña de casa, señalándole que su esposo, Patricio, la había violado, sin preservativo eyaculando en su interior. Ante esta grave acusación, ambas despertaron a Patricio indicándole lo supuestamente sucedido.

Patricio no solo negó los hechos, sino que junto a su esposa, le ofrecieron a la supuesta víctima, trasladarla y acompañarla ante Carabineros y ante el Servicio Médico Legal, a fin de realizarse los respectivos exámenes médicos legales, diligencias ambas realizadas el mismo día.

Pamela A, prestó declaración, y de forma categórica aseguró ante la policía, el médico del servicio médico legal y el fiscal de la causa que Patricio la había violado eyaculando en su interior.

Producto de esta acusación Patricio fue detenido y pasó a audiencia de control detención, oportunidad en la cual el Ministerio Público solicitó la prisión preventiva de este.

Dada la gravedad de la acusación, Patricio se mantuvo sujeto a arresto total durante gran parte del proceso.


El abogado Nelson Salas Stevens recuerda: “Como Patricio se encontraba sujeto a la medida
cautelar de arresto domiciliario total, debíamos coordinar las entrevistas y reuniones de trabajo en su domicilio, no podíamos darnos el lujo de perder tiempo”

A consecuencia de esta acusación, Patricio perdió su honor, trabajo y estabilidad económica, y vio como en instantes, se derrumbaba frente a sus ojos, todo lo que durante años había construido, porque como el mismo Patricio dijo:

Patricio: “En Chile la gente inmediatamente dudan de ti, si un fiscal te acusa ante la justicia”

Las claves de la investigación

Durante el transcurso de la investigación, Nelson Salas solicitó recopilar antecedentes biológicos, logrando encontrar en el calzón de Pamela, muestras de espermatozoides.

Con ese antecedente, se solicitó la toma de huella genética (ADN) de Patricio, la cual fue comparada mediante examen pericial comparativo de ADN, con la huella genética encontrado en el calzón de Pamela, descartándose absolutamente la participación de Patricio en estos hechos.

Si bien en este caso, la ciencia descartó en un 99,99999999999% la participación de Patricio, no es menos cierto que, desde un principio existían antecedentes que hacían dudar de la veracidad de Pamela, quien negó intentar besar a Patricio, negó sentarse en las piernas de Rolando a quien besó, negó el consumo excesivo de alcohol, antecedente descartada científicamente mediante alcoholemia, la cual demostró que el día siguiente a los hechos, Pamela presentaba 1,58 gramos de alcohol, cuestionamientos que en su oportunidad, fueron pasados por alto, toda vez que Pamela era una mujer que “no tenía motivos para mentir”, en cambio Patricio era un Hombre que a pesar de no tener antecedentes penales y de presumirse inocente, no había por qué creerle…

El día 12 de febrero del 2021, el Juez del 11° Juzgado de Garantía de Santiago Rodrigo Hormazábal, en causa ROL: 9077-2019, después de haber tenido a la vista el “informe pericial genético forense n° 13-scl-adn-157-20”, emitido por el Laboratorio de genética forense del Servicio Médico Legal, declaró formalmente, inocente a Patricio, señalando que no existían dudas respecto a que este no cometió el delito por el cual falsamente se le acusó.

Si bien Patricio fue declarado inocente en este proceso, el costo personal, social, económico y laboral que debió asumir, no tiene precio y jamás le será devuelto.